Physeter catodon

De WikiEVA
Saltar a: navegación, buscar
Commons-emblem-notice.svg
 
Cachalote
Physeter catodon imagen 01.jpg
Riesgo de extinción
Vulnerable (VU)
Vulnerable (UICN)
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Cetacea
Familia: Physeteridae
Género: Physeter
Especie: Physeter catodon
Nombre binomial
Physeter catodon
Linnaeus, 1758
Distribución
Mapa de distribución de Physeter catodon
Mapa de distribución de Physeter catodon

Taxonomía

Nombres comunes

Cachalote, Ballena de esperma, Sperm whale

Notas taxonómicas

Sinónimos

Descripción

Es el odontoceto de mayor tamaño que existe y el que presenta el mayor grado de dimorfismo sexual en cuanto a tamaño y peso. El macho adulto puede llegar a medir 16 m de longitud total y pesar hasta 45 toneladas, mientras que la hembra sólo alcanza 11 m y 15 toneladas. Aproximadamente de un cuarto a un tercio de la longitud total lo representan la región cefálica y el órgano de espermaceti. El cuerpo es comprimido por los lados, posee un orificio nasal en la parte frontal izquierda de la cabeza, y la aleta dorsal, situada en el tercio posterior del cuerpo, es amplia y baja, parecida a una joroba. La piel tiene crestas irregulares que le dan un aspecto arrugado. La coloración del cuerpo tiende a ser gris oscura o negra, los labios son blancos y tiene algunas manchas también blancas sobre el vientre. A diferencia de las ballenas, tiene dientes grandes y cónicos, situados sólo en la mandíbula inferior, que es muy estrecha y más corta que la cabeza. Se alimenta de peces y sobre todo de calamares [1,2].

Distribución

Es de amplia distribución en ambos hemisferios, desde el trópico hasta las latitudes polares [2]. En Venezuela se han registrado varamientos de esta especie en las costas de los estados Sucre y Falcón [3,4]. Son frecuentes los avistamientos de la especie en la región nororiental de Venezuela [3,5]. En estudios de campo y recorridos realizados entre 1996 y 2006 en las costas del estado Aragua, no se ha detectado la presencia de esta especie [6,7,8]. Habita usualmente en aguas profundas, tanto oceánicas como cerca de la costa [2]. Por sus hábitos migratorios durante la época reproductora se dirige hacia el ecuador, y para alimentarse se dirige a latitudes más elevadas. Esta especie es conocida también como Physeter catodon.

Situación

'Lista Roja Venezuela' Vulnerable A1bd

'Lista Roja internacional' Vulnerable A1bd A1d

En Venezuela no se dispone de estimados poblacionales de la especie. En el ámbito internacional, aunque no existen estimados poblacionales válidos, algunas extrapolaciones disponibles sugieren que la población global podría estar entre 200.000 a 1.500.000 individuos. Los avances tecnológicos posteriores a la Segunda Guerra Mundial permitieron a las flotas balleneras capturar 30.000 ejemplares anuales en promedio, principalmente machos. Aunque es evidente que algunas poblaciones fueron severamente afectadas por la cacería comercial, el cachalote es la especie más abundante entre los grandes cetáceos [1]. Los efectos de esta cacería comercial no están muy claros, pero es bastante probable que muchas poblaciones hayan sido reducidas sustancialmente [2]. A escala global la IUCN la clasifica en la categoría Vulnerable [12].

Amenazas

La principal amenaza que enfrenta la especie está relacionada con la industria ballenera, aunque también un número limitado de ejemplares mueren atrapados en redes pesqueras, por colisión con embarcaciones o por estrangulamiento con material plástico [2]. Ha sido cazada de manera intensa desde la antigüedad. En el siglo XVIII, era capturada para conseguir el aceite de esperma o espermaceti de la cabeza, y en el siglo XX para aprovechar también su carne. El espermaceti se utiliza en la fabricación de velas, jabones, cosméticos y en la industria farmacéutica. El ámbar gris, una secreción biliar presente en el intestino de estos animales, se utiliza en perfumería y cosmética. Actualmente algunos ejemplares son capturados con fines de subsistencia en Indonesia y con fines “científicos” en Japón [2]. Es objeto de uso no letal por medio del turismo recreativo de observación en lugares como Nueva Zelanda, Europa (mar Mediterráneo), Japón, Noruega, islas Azores, Ecuador, Dominica, Santa Lucía y otras islas del Caribe [10,11].

Conservación

La especie está incluida en el Apéndice I del CITES [12]. En Venezuela se establece su veda indefinida mediante el Decreto N° 1.485 (11/09/96) y es declarada Especie en Peligro de Extinción por el Decreto N° 1.486 (11/09/96) [13,14]. La cacería comercial de esta especie empezó a disminuir a principios de los años 70 y prácticamente cesó a partir de 1985, después de la moratoria establecida por la Comisión Ballenera Internacional (IWC, por sus siglas en inglés) [2]. La relativa frecuencia de avistamientos en el noreste de Venezuela pudiera representar un potencial para el ecoturismo, sin embargo, se requiere de mayores esfuerzos de investigación y de la debida reglamentación por parte del MINAMB.

Editores y Colaboradores

Jaime Bolaños-Jiménez, Auristela J. Villarroel­Marín

Referencias