Balaenoptera borealis

De WikiEVA
Saltar a: navegación, buscar
Commons-emblem-notice.svg
 
Rorcual del norte
Balaenoptera borealis imagen 01.jpg
Riesgo de extinción
En peligro (EN)
En peligro (UICN)
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Cetacea
Familia: Balaenopteridae
Género: Balaenoptera
Especie: Balaenoptera borealis
Nombre binomial
Balaenoptera borealis
Lesson, 1828
Distribución
Mapa de distribución de Balaenoptera borealis
Mapa de distribución de Balaenoptera borealis

Taxonomía

Nombres comunes

Rorcual del norte, Rorcual, Ballena, Ballenato, Ballena Sei, Ballena de aleta, Ballena boba, Sei whale, Coalfish whale

Notas taxonómicas

Sinónimos

Descripción

Ballena oceánica de gran tamaño cuyos ejemplares adultos miden entre 12 y 16 m de longitud y entre 20 y 30 toneladas de peso, aunque existen individuos de hasta 20 m de longitud y de hasta 45 toneladas, lo que la convierte en uno de los rorcuales más grandes. El cuerpo es relativamente delgado, de color gris oscuro en el dorso y gris claro a blanco en el vientre. El dorso presenta habitualmente manchas blancas a causa de parásitos y lampreas. Posee barbas en lugar de dientes. Es una de las nadadoras más rápidas de todos los cetáceos, ya que puede alcanzar velocidades de hasta 47 km/h en distancias cortas. Se le distingue por la secuencia de zambullidas, la cual es más regular que en otros rorcuales. Se alimenta de peces, calamares y copépodos [1,2].

Distribución

Su distribución abarca todos los océanos del mundo en una banda entre 60º S y 60º N [1,2]. Realiza migraciones estacionales de gran magnitud desde las aguas frías subpolares en verano a aguas tropicales en invierno, y acostumbra formar agregaciones en zonas de elevada productividad marina [3]. Difiere de otros rorcuales por la imposibilidad de prever sus movimientos migratorios, ya que no frecuenta los mismos sitios año a año. Se le ubica en Venezuela por un avistamiento en septiembre de 1966, que podría haber correspondido a “stocks” del hemisferio sur [4,5]. En estudios y recorridos de campo realizados entre 1990 y 2005 en la región nororiental del país, y entre 1996 y 2006 en las costas del estado Aragua, no se detectó la presencia de esta especie [6,7,8,9,10]. Prefiere las aguas profundas y suele mantenerse alejada de las costas continentales.

Situación

'Lista Roja Venezuela' En Peligro A1abd

'Lista Roja internacional' En Peligro A1abd

En aguas territoriales venezolanas no se dispone de estimados sobre su tamaño poblacional. Se considera amenazada para Venezuela por ser una especie migratoria que sólo se avista cuando está de paso. La mayor parte de las poblaciones de la especie fueron reducidas por las operaciones balleneras entre los años 50 y 70 [1,3]. En la medida en que disminuyeron las poblaciones de grandes rorcuales, la industria ballenera volcó su interés hacia esta especie y hacia la ballena arenquera (Balaenoptera edeni). Entre 1960 y 1970, más de 110.000 ballenas fueron sacrificadas por la industria ballenera sólo en el Antártico [1]. En Islandia es vista ocasionalmente durante recorridos turísticos de avistamiento de cetáceos [11]. A escala global la IUCN la considera En Peligro de extinción, al igual que en Colombia y Ecuador [12,13,14]. Otras poblaciones han sido señaladas como amenazadas, tal es el caso de España, donde se le clasifica Vulnerable [3].

Amenazas

Aunque sus poblaciones disminuyeron drásticamente producto de la actividad comercial, éstas parecen haberse recuperado [2]. En el año 2005, el Programa de investigación JARPA II, presentado por el Gobierno del Japón ante la Reunión Anual de la Comisión Ballenera Internacional (IWC, por sus siglas en inglés), incluyó la captura anual de 50 ballenas de esta especie en el Pacífico noroccidental [5].

Conservación

Se encuentra en el Apéndice I del CITES, lo cual la protege del comercio internacional [15]. En Venezuela se establece su veda indefinida mediante el Decreto N° 1.485 (11/09/96) y es declarada Especie en Peligro de Extinción por el Decreto N° 1.486 (11/09/96) [16,17]. Entre otras medidas para su protección se ha propuesto la creación de un santuario de cetáceos en la costa de la zona nororiental [18]. Se recomienda evaluar la abundancia, distribución y estacionalidad de la especie en Venezuela y la importancia de los hábitats marinos venezolanos para su sobrevivencia. Durante los últimos años la inclusión de los mamíferos marinos, en los términos de referencia de los estudios de impacto ambiental relacionados con dos prospecciones sísmicas, ha proporcionado la oportunidad de evaluar el impacto de tales actividades sobre poblaciones naturales de cetáceos [19]. Por otra parte, los recientes planes de la industria petrolera nacional para expandir operaciones de gas y petróleo costa afuera, ameritan esfuerzos especiales de investigación, conservación y monitoreo de posibles impactos [20].

Editores y Colaboradores

Jaime Bolaños­Jiménez, Auristela J. Villarroel­Marín

Referencias